¿Para qué sirve la homologación? ¿Qué se puede homologar y qué no?

En algún momento del proceso de camperizar una furgoneta sale el término ‘homologación’. Muchas de las llamadas que tenemos con nuestros clientes se basan en explicar para qué sirve una homologación, en qué casos es necesaria, qué procesos engloba y cómo tramitarla, entre otras cosas.

Por ello, vemos necesario dejar esta información teórica a mano, con algún que otro ejemplo práctico de situaciones o casos que vemos en nuestro día a día. Con esto esperamos resumir lo que siempre os aconsejamos de la mejor forma posible.

¿Debo homologar mi camper? ¿Cuándo debo hacerlo? Nosotros, como taller certificado, ofrecemos el servicio de la homologación, y hacemos de todo este proceso burocrático un sencillo trámite para nuestros clientes. Sin dolores de cabeza ni peros, con todas las posibles disyuntivas previamente solucionadas.

Tener tu camper correctamente homologada es necesario en algunos casos para cumplir así con todas las normativas. Cuando realizas una reforma o una variación en un vehículo, debemos estar de acuerdo con la normativa vigente.

Dependiendo de la complejidad de la camperización o reforma, se requieren más o menos cantidad y tipos de documentos. Entre ellos pueden ser:

- Proyecto de ingeniería

- Fin de obra

- Certificado de laboratorio

- Certificado de taller

- Boletín de gas

- Boletín de 220V

Casi todas las modificaciones de un vehículo precisan de homologación. En Kangaroo Campers podemos asesorarte con esto: cómo debes homologar, formas de hacer que puedas gastar lo menos posible en homologaciones, etc. Lo importante y especialmente que siempre remarcamos es que, al final, se viaje seguro y legal.

Hay ciertos aspectos del manual de reforma de la Inspección Técnica de Vehículos (que es quien rige todo este tema de las homologaciones) que son un poco lo que se llama vacío legal. En muchas ocasiones nos preguntan por las segundas baterías, si su instalación requiere también tener que homologarlas. Y las segundas baterías es una de esas cosas que, depende de las interpretaciones que se le den, se tiene que homologar o no, ya que la ampliación de la instalación 12v no se considera reforma, pero la fijación de una nueva batería al vehículo, sí.

Continuando con este tipo de casos, también hay que comentar que hay accesorios como los toldos y los portabicis que, al contrario de lo que muchas personas piensan, no es necesario homologarlos. Como tampoco sería necesario homologar cualquier elemento desmontable que se ancle al soporte de la baca, por ejemplo.

En el caso de que sólo sean instalaciones y componentes de quita y pon, como muebles sin anclar al chasis del vehículo, la homologación tampoco sería necesaria. Ya que son elementos que puedes retirar con facilidad en el momento de pasar la ITV.

El tema de la homologación es algo que depende mucho del caso, de la camperización… por eso, lo que nosotros recomendamos primero es que puedas ser asesorado por un profesional. Cuando en Kangaroo Campers camperizamos nuestros trabajos es un proceso casi mecánico, estudiado: el cliente, lo único que tiene que hacer, es recoger su furgoneta y llevarla al proceso de la ITV como si fuese un paseo. Con todos los previos "peros" ya solucionados.

No dudes en informarte y quedarte tranquilo con tu camperización homologada. Para ello ya estamos nosotros 😉

 

Inicio » Blog » ¿Para qué sirve la homologación? ¿Qué se puede homologar y qué no?

Kangaroo campers, tu especialista en

¿Buscas una furgoneta camperizada de segunda mano?

Nuestra sección de venta te está esperando

¿Quieres alquilar una camper para estas vacaciones?

¡Echa un vistazo a nuestra sección de alquiler!

¡Comparte este post con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Distribuidor oficial

Logotipo bram
Logotipo Fiamma
Logotipo Dometic
Logotipo de Webasto
Logotipo Reimo